Boda en Polonia

Cuando llegamos allí no nos podíamos creer lo bonito que era ese sitio. Una casita frente a un lago, donde el novio disfrutaba de los veranos en su infancia al norte de Polonia. El lugar perfecto para casarse.

Todo lo prepararon ellos junto a sus familiares y amigos. Pasamos un fin de semana increíble. El día de la boda comenzó con lluvia, pero a la llegada de los invitados salió el sol mientras los novios se vestían juntos. Aprovechamos la preciosa luz del atardecer en el embarcadero y pasamos una noche llena de bailes, brindis, risas y amor bajo las estrellas.  Al día siguiente es tradición comer todos juntos y los novios no dudaron ni un momento… ¡En tirarse al agua con los trajes de la boda!

 

SHARE